Back to top
Blog

7 razones sobre porqué un emprendedor debe considerar estudiar en una Business School

razones del porqué se debe estudiar en una Business School

Una Business School es una gran opción si tienes una idea de negocio (o muchas) y quieres convertirte en un emprendedor.

En muchas ocasiones leemos y escuchamos historias de personas que comenzaron su negocio con éxito en su propio garaje sin un postgrado de negocios, pero esto no es la norma general.

Muchos estudiantes eligen hacer un MBA específicamente porque desean comenzar sus propios negocios. Un postgrado o una maestría es una herramienta importante para aumentar las posibilidades de alcanzar el éxito en el desarrollo de una idea, y luego hacerla realidad.

A continuación te presentamos algunas razones del porqué se debe estudiar en una Business School:

  1. Adquirir los fundamentos básicos.

Ser un empresario significa que estás al cargo, lo que a su vez significa que  necesitas saber un poco de todo y entender todas las partes de la empresa, desde las finanzas y la comercialización de operaciones a la contabilidad. Una escuela de negocios dota de una buena base que  puedes aprovechar, especialmente en los primeros días cuando es probable que seas el único empleado en tu negocio.

  1. Aprender más sobre emprendimiento.

El espíritu empresarial es un tema tan popular para los estudiantes que la mayoría de las escuelas ahora ofrecen una variedad de cursos especializados dentro de sus programas de máster. Estos abarcan todo, desde cómo iniciar esa idea de negocio que has garabateado en una servilleta y convertirla en un plan de negocios a la manera de colaborar con los inversores y hacerlo crecer.

  1. Decidir si el emprendimiento es para ti.

Mucha gente quiere iniciar un negocio, pero el emprendimiento no es para todos. Ir a una buena escuela de negocios te da tiempo para averiguar lo que realmente significa ser un empresario y si tú estás hecho para ello o si, por el contrario, podrías estar interesado en tomar una dirección diferente. En última instancia, si decides no iniciar un negocio de inmediato, por la razón que sea, tu postgrado de negocio te abrirá otras puertas.

Incluso puedes aprovechar los recursos más adelante en tu carrera si decides reconsiderar convertirte en un empresario.

  1. Una oportunidad para refinar tu idea.

Durante tus estudios de postgrado tendrás innumerables oportunidades para refinar tu idea, probarla, obtener retroalimentación, o incluso tirarla y llegar a otra idea.

Utilizar el postgrado y convertirlo en el programa que deseas que sea para ayudarte a desarrollarte como un empresario. Utiliza las asignaciones de clase para trabajar en tu idea y para reunirte y escuchar a otros empresarios. Trabajar con compañeros empresarios en el desarrollo de sus ideas, o involucrarlos en el desarrollo de la tuya.

  1. Apoyo adicional durante y después de tu MBA.

Aparte de los cursos de emprendimiento, la mayoría de las escuelas de negocios ahora ofrecen apoyo para los estudiantes interesados en convertirse en empresarios. Estas invitan a oradores y conferenciantes especializados, visitas a empresas, acceso a mentores y otros servicios durante tus estudios. Muchas de estas Business school continúan siendo un recurso importante incluso después de graduarse, ofreciendo a los ex alumnos apoyo y conexiones con el profesorado.

  1. Encontrar co-founders.

Construir un negocio exitoso a menudo implica encontrar un co-fundador con una serie de habilidades complementarias.

Pero los cofundadores pueden ser difíciles de encontrar. Muchos empresarios han conocido a sus co-fundadores en sus clases dentro de su escuela de negocios. Piensa que no solo estás rodeado de otras personas que quieren convertirse en empresarios, además tu tiempo en la escuela te da la oportunidad de ver cómo trabajáis juntos antes de embarcaros en esta nueva aventura en el mundo real.

  1. Red y conseguir apoyo.

Uno de los beneficios más importantes de tus estudios de negocios es la red que creas con tus compañeros de estudios y otros alumnos (e incluso los antiguos alumnos de otras escuelas de negocios). Puedes utilizar esta red para conseguir asesoramiento sobre multitud de dudas que te puedan surgir, desde la fijación de precios hasta la entrada en nuevos mercados y la búsqueda del abogado o empresa de diseño adecuado. También es probable que sean los primeros en apoyarte y posiblemente en comprar tu producto o servicio.

Una Escuela de negocios es el lugar perfecto si te interesa el espíritu empresarial. Le dará la base que necesitas, una amplia gama de habilidades y conocimientos, y las experiencias que puedes utilizar para iniciar y / o hacer crecer tu empresa.