Back to top
Blog

Formas de superar la desmotivación laboral

Fecha: 
30 Agosto 12:15h
Medio: 
Propio
desmotivación laboral

La desmotivación laboral es un problema tanto para el trabajador como para la empresa. Es importante, especialmente para los empresarios, comprender que la desmotivación de sus empleados es algo que va a afectar directamente en su negocio. Cuando una persona se siente desmotivada no puede dar lo mejor de sí misma y con su mala actitud puede afectar al clima laboral de toda la organización.

En definitiva, un empleado desmotivado es mucho menos productivo. Toma nota de lo que puedes hacer para superar esta fase y recuperar el ritmo.

Si los domingos en las noches empiezas a pensar excusas para faltar el lunes al trabajo, si llegas tarde a la oficina casi todos los días y si cada vez te cuesta más sacar el trabajo adelante, podrías estar viviendo una etapa de desmotivación laboral. Antes de entrar en pánico, lee estos consejos para superarla y recuperar el entusiasmo de tus primeros días laborales:

1. Piensa qué puedes cambiar en tu forma de trabajar

Una de las situaciones que desencadenan en desmotivación laboral es la rutina y realizar las mismas tareas por mucho tiempo. Atrás quedó el nerviosismo de tu primer día de trabajo y ahora cada pendiente es percibido como un paso más de los miles que has dado en la misma dirección. ¿Qué podrías cambiar en tu forma de trabajo?, ¿qué enfoque podrías aplicar a las soluciones que das a los problemas?

Formas de superar la desmotivación laboral

2. Escribe cosas positivas de tu trabajo cada día

Si aplicas esta técnica pensando en tu trabajo específicamente, podrás evaluar qué cosas positivas tiene tu puesto y empezar a verlo con otros ojos; si en verdad te cuesta mucho pensar en cosas que agradeces de tu situación laboral, tal vez sea momento de empezar a buscar otras opciones.

3. Recuerda el panorama general

La vida es una suma de etapas y momentos. Aunque ahora no lo puedas ver, en algún momento valorarás cada uno de los puestos que te haya tocado desempeñar. Además de escribir las cosas que agradeces de tu trabajo actual, también puedes escribir cada noche una experiencia positiva que hayas tenido en tu jornada laboral.

4. Consigue autonomía

Todos tenemos un centro de decisión y necesita ejercitarse. Quienes no lo hacen tienen un riesgo mucho mayor de padecer depresión. Si tienes poder de decisión, incentivas tu creatividad y te motivas, te sientes más productivo. Considera que tanta autonomía tienes, en relación a las metas que persigues y cómo lograr aumentarla a través de tus tareas, tiempo, técnicas, ubicación y equipo de trabajo. Hablar con los superiores puede ser un primer paso para que tengas un mayor poder de decisión dentro de la organización.

Recuerda que una buena política en la gestión de los recursos humanos de la empresa, tendrá como resultado una plantilla más competitiva y motivada. ¡Fórmate con el Master en Dirección de Recursos Humanos  y aprende las últimas técnicas de reclutamiento, selección, organización y motivación.

 

 

Por Karen Goncalves.
Consultor de Formación. Área de Comunicación
Cesma Business School